Serie sobre productividad: Puedes acceder a todos los episodios de la serie aquí.

En el podcast de hoy hablamos de disciplina y cómo comprometerse a hacer las cosas que hemos dicho que haríamos.
Muchas veces la falta de disciplina nos impide llevar a cabo una planificación o las acciones que nos hemos propuesto. Entonces, ¿Cómo ser más disciplinadas y cumplir con la planificación?

Pregúntate en primera instancia:

Si te atienes al compromiso de una cita o entregas de trabajo con un cliente, ¿Por qué no te comprometes contigo misma a llevar a cabo las tareas propuestas?

Aquí te cuento cómo aumentar la auto-disciplina en 11 pasos:

1. Prepárate antes que empiece el día a través de una rutina de noche y una rutina de la mañana.
Cada día deberíamos tener establecida una rutina en la que el día anterior a un día de trabajo ya tenemos hecha una planificación detallada con las que cosas en las que nos pondremos a trabajar el día siguiente. Además la rutina de la mañana deberá apoyarte para empezar el día con energía y la fuerza de saber que vas a tener un día de logros y llevando a cabo lo que te propones.

2. Decide cuando empieza tu jornada laboral y establece unos tiempos para tu jornada laboral.
Aunque no trabajes en una empresa y por ello no tengas unos horarios de trabajo pre-establecidos, es importante que te marques un horario dedicado al trabajo y de esta forma te será más fácil entrar en modalidad “trabajo” y cumplir con lo que te propones.

3.Declara en voz alta una cosa qué vas a cumplir sí o sí ese día
Afirmar en voz alta ayuda enormemente a que nos veamos ya en el estado de haber cumplido lo que declaramos, por lo que viéndote allí será más fácil que llegues a cumplir la meta a alcanzar sí o sí ese día.

4.Identifica las distracciones
¿Qué cosas te distraen cuando te pones a trabajar? Te distrae el móvil, la gente alrededor tuyo o el hecho de tener miles de aplicaciones abiertas en el navegador cuando te pones a trabajar delante del ordenador?

5.Identifica qué cosas te impiden empezar y ponerte en marcha
Muchas veces el simple hecho de saber que las tareas a las que nos deberíamos poner a trabajar no nos darán una gratificación inmediata en cuanto a resultados, hace que nos bloqueemos y las descartemos de entrada. Tenemos la tendencia natural a buscar hacer las cosas sencillas y que nos dan una gratificación inmediata pero normalmente no son las que dan resultados de más impacto a largo plazo. Empieza con reconocer cuando te enfrentas a estos momentos.

6.Elimina las distracciones
Una vez reconocidas las distracciones o “bloqueos” que te impiden empezar o seguir con disciplina lo que te has propuestos, elimínalos. (eg. sólo ten las mínimas aplicaciones abiertas si éstas te distraen, favorece trabajar en un ambientes libres de distracciones..)

7.Di en voz alta que estas distracciones son excusas para no avanzar en las cosas que más te cuesta hacer

De nuevo, las afirmaciones en voz alta dirigen tus creencias hacía lo que estás afirmando. Así que con este sencillo paso empezarás a dibujar una nueva realidad en la que tienes el control sobre las distracciones ya que sólo son excusas que te impiden avanzar.

8.Si las distracciones dependen de otras personas, empieza a EDUCAR. No esperes que la gente respete tus horarios, tus tiempos y tu espacio: La mayoría de las veces las personas están tan preocupadas de lo suyo que no se preocupan de “invadir” el espacio de otros. Para ello es importantísimo que eduques a los demás al respeto de este “espacio” (físico y temporal), sean bien ellos colaboradores, personas que trabajan en tu entorno de trabajo o clientes.

9.Identifica qué cosas te ayudan a ser más productiva: ¿Cuándo te sientes más a gusto trabajando? ¿En qué ambiente? ¿Con qué atuendo?
Una vez las hayas identificado, busca trabajar en ese ambiente, con ciertos atuendos y en el entorno que más te impulsa al trabajo.

10.Aprende a decir que no más a menudo
Cualquier oportunidad que aparezca delante nuestro tiene un brillo que nos impulsa a dedicarle tiempo, sin embargo si no es algo alineado con nuestros objetivos, sobretodo cuando estamos trabajando con algo importante a la vista, deberíamos decir que no.

11.Toma acción
Con los 10 pasos anteriores en mano, sólo deberás tomar acción, ponerlos en práctica y ponerte a trabajar en lo que te habías propuesto.

Escucha aquí el episodio completo:

¿Te atreves a cambiar e impulsar tu disciplina?

MÁS RECURSOS MENCIONADOS

Workshop presencial en Madrid sobre cómo preparar un buen pitch que impacte en las personas: Adquiere aquí tus entradas.

 

Gracias por escuchar Si te ha gustado este episodio por favor compártelo para que este contenido pueda ayudar a más personas! Gracias!

Photo by Jesus Kiteque on Unsplash


Stefania Dalle Pezze

Stefania Dalle Pezze es la fundadora de Mujeres en Business. Tras una larga trayectoria trabajando en entornos de trabajo muy exigentes, acompaña emprendedores y negocios a alcanzar sus metas gracias a una gestión más eficiente de recursos, trabajo por objetivos, mejor gestión del tiempo y más eficacia en los procesos de decisión.

Shares